Home

 

APTITUS Voz de Experto: El silbatazo

Javier-Calvo-Pérez-225x30002 de setiembre de 2013

Por Javier Calvo Perez, guardián de la cultura Liderman (Ver artículo de APTITUS)

Hoy,  más que nunca, el líder debe dedicarse a escuchar. Para eso, debe dedicar el 70% de su tiempo a sus trabajadores y visitarlos en sus puestos de trabajo. ¿Pero cómo dejar atrás el escritorio? Acompañándose de dos áreas: la de trabajo social y la de comunicación interna.

Así, por un primer canal, hacemos obras y generamos credibilidad, atendemos a nuestra gente y familiares; por el otro, comunicamos y compartimos lo que hacemos.

Al momento, gestionamos 40 prácticas de apoyo a los lidermans en nuestra operación peruana, entre ellas: “Valorando a mi esposa”, “Bebé crece”, “Mejorando mi casa”, “Sueños cumplidos”, entre otros. En casi todas estas iniciativas sociales, participa la dirección y los guardianes de la cultura, y eso permite generar que los trabajadores crean en su empresa y se comprometan con ella.

Con la presencia de los líderes se abren las puertas de la comunicación, confianza y se disminuye la distancia de poder.

También, es importante dirigir la comunicación personalmente. Nosotros estamos manejando programas como Lidernet (mensaje mensual de video en la web), Twitter, diarios de los mismos Lideres, Facebook (más de 8.600 fans de la misma empresa); dos programas de radio en vivo (uno en Internet y otro en Radio Capital) y, pronto, tendremos un programa de TV por cable e internet.

Todas estas herramientas cuentan con la participación y conducción directa de los líderes y son de doble vía. Es decir, todo el tiempo, estamos escuchando e informando; de hecho, los índices de error disminuyen en todo sentido. Solo así, se sobrevivirá en este mundo empresarial cada vez más competitivo.